Mi?rcoles, 22 de julio de 2009
RESUMEN: La baronesa de Orczy escribió docenas de libros, pero éste es por el cual más se la recuerda.
Es la historia de sir Percy Blakeney, conocido en la sociedad británica georgiana como interesado más en sus ropas que en cualquier otra cosa. Pero él lleva una vida doble como “la Pimpinela Escarlata”, salvador de aristócratas e inocentes durante el Reinado del Terror después de la Revolución Francesa.
Percy se siente traicionado por su nueva novia, la actriz francesa Marguerita St. Just, y es perseguido por el agente republicano francés Chauvelin.
Opinión personal : No leí muchos libros de temática romántica , casi todos fueron los que encontré en la biblioteca de mi madre cuando era adolescente . Me pasa con estos libritos aquello de que cualquier tiempo pasado siempre fue mejor , más tarde algún que otro libro "romántico " a caído en mis manos , libros con escenas eróticas subiditas de tono , heroínas bellas y perseverantes y héroes de torso musculoso , pero ninguno ha conseguido intrersarme en lo mas minimo . Sigo prefiriendo estos amores inocentes y algo tontorrones de mis primeros libros , esas aventuras de capa y espada muy al estilo del hollywood dorado de los 30 y 40 .
Entre estos libros de mi adolescencia esta en un lugar muy especial La Pimpinela Escarlata , es un libro que seguramente no ha superado muy bien el paso del tiempo , una obrita menor de una escritora de segunda categoría , pero igualmente a mi me encanta con sus ñoñerías , sus amores dispersos y desencontrados , su erotismo escondido (muy escondido) entre las lineas de la historia . Lo recomiendo , y lo recomiendo porque en ocasiones un regreso a la inocencia , aunque sea literaria , puede resultar un viaje apetecible.
Este libro me lleva al amor adolescente , a ese Percy , arbiter elegantiarum de una Inglaterra disipada y juguetona que vive a espaldas de la revolución francesa , del terror de la guillotina . Un libro que puede parecer y seguramente es intrascendente pero que consigue hacerte pasar muy buenos ratos.

Cita:La pimpinela escarlata.

"Pero la condesa movió la cabeza con incredulidad. Se le antojaba ridículo que aquellos hombres y su jefe, todos ellos ricos, probablemente de buena cuna, tan jóvenes, se enfrentaran a los terribles peligros que la condesa sabía que corrían constantemente sólo por deporte. En cuanto ponían el pie en Francia, su nacionalidad no les servía de salvaguardia. Cualquiera que fuera sorprendido protegiendo o prestando ayuda a supuestos monárquicos era inevitablemente condenado a la pena capital, cualquiera que fuese su nacionalidad. Y, por lo que sabía la condesa, aquella banda de jóvenes ingleses había desafiado al tribunal de los revolucionarios, implacable y sediento de sangre, dentro de los propios muros de la ciudad de París, y le había arrebatado a las víctimas condenadas al pie mismo de la guillotina. Con un estremecimiento, recordó los acontecimientos de los últimos días, la huida de París con sus dos hijos, los tres escondidos bajo el techo de un carro bamboleante, entre un montón de coles y nabos, sin atreverse a respirar, mientras la muchedumbre aullaba: «A la lanterne les aristos!», en aquella terrible barricada del Oeste.
Todo había sucedido de una forma casi milagrosa: su marido y ella se habían enterado de que se encontraban en las listas de «personas sospechosas», lo que significaba que los juzgarían y condenarían a muerte en cuestión de días, quizá de horas.
Pero de pronto concibieron una esperanza de salvación; la misteriosa carta, firmada con el enigmático dibujo escarlata; las instrucciones claras y precisas; la separación del conde de Tournay, que había destrozado el corazón de la pobre esposa; la esperanza de volver a verse; la huida con sus dos hijos; el carro cubierto; aquella vieja espantosa que lo conducía, parecida a un demonio, con el lúgubre trofeo en el mango del látigo."

Tags: Eros y Afrodita (libros)

Publicado por Malahierba11 @ 20:14
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por txernobil
Jueves, 30 de julio de 2009 | 20:20
Este es uno de mis grandes pendientes...