Martes, 21 de julio de 2009
"Kvothe es un personaje legendario, el héroe y el villano de miles de historias que corren entre la gente. Todos le dan por muerto, cuando en realidad vive con un nombre falso en una posada apartada y humilde, de la que es propietario. Nadie sabe ahora quién es. Hasta que una noche un viajero, llamado el Cronista, le reconoce y le suplica que le revele su historia, la verdadera, a lo que finalmente Kvothe accede. Pero habrá mucho que contar, le llevará tres días. Este es el primero… Kvothe (que podría pronunciarse ´Kuouz´) es el hijo del director de una compañía itinerante de artistas -actores, músicos, magos, juglares y acróbatas- cuya llegada a los pueblos y ciudades siempre es un motivo de alegría. En ese ambiente Kvothe, un niño prodigio muy alegre y servicial, aprende distintas artes. Para él, la magia no existe; sabe que son trucos. Hasta que un día se tropieza con Abenthy, un viejo mago que ha dominado los arcanos del saber, y le ve llamar al viento. Desde ese momento Kvothe solo anhela aprender la gran magia de conocer el nombre auténtico de las cosas. Pero ese es un conocimiento peligroso y Abenthy, que intuye en el niño un gran don, le enseña con cautela mientras lo prepara para que un día pueda ingresar en la Universidad y convertirse en un maestro de magos. Una tarde en que su padre ha estado ensayando el tema de una nueva canción sobre unos demonios legendarios, los Chandrian, Kvothe se va a pasear al bosque. Cuando regresa ya anochecido, descubre los carromatos incendiados y que todos, también sus padres, han sido asesinados. Unos desconocidos están sentados alrededor de la hoguera, pero luego desaparecen. Durante meses Kvothe vaga atemorizado por el bosque con su laúd por única compañía y cuando llega el invierno se dirige a la gran ciudad....."

 

Este libro ha gustado muchisimo , lo comparan con los grandes , yo no se si llegaría a tanto pero poco le falta , tiene un aire a Ursula K. Le Guin que me gusta especialmente ...es como un regusto a un dulce conocido . Pero no creáis que es algo así como un coctel de otros escritores , tiene su propia entidad , su personalisima forma de ver el genero de la épica que resulta muy atractiva . Este hombre no invento nada nuevo (por ahora) , sus personajes son arquetipos y se corresponden con todos los que podamos conocer en otras novelas . También le comparan con el maestro Martin , la razón es que tiene un concepto del bien y el mal muy relativo y sus personajes ni son héroes absolutos ni son villanos absolutos , pero carece de la sanguinaria violencia y los enrevesados argumentos con los que Martín suele salpimentar sus obras . Las comparaciones con Tolkien son aún mas odiosas , El nombre del viento no es tan lírica , ni mucho menos , como El señor de los anillos , ni es tan moralmente implacable , ni sus personajes son tan heroicos ni tan atormentados . Pero si tienen algo en común : las dos obras están llenas de pequeños interludios poéticos y de pequeñas historias de juglares que amenizan su lectura. En definitiva es un muy buen libro que se lee de forma amena , que a veces sorprende por su originalidad y otras te evoca la lectura de los clásicos del genero sin que te de la sensación de que es un burdo plagio.
Apunte : tiene un par de ramalazos de humor sardónico que me gustaron mucho ...algo así como un Belgarath desquiciado.

El autor tardo casi 14 años en terminar este libro , así que tendremos que armarnos de paciencia porque la espera puede ser muy larga . La continuación de este libro puede marcar una antes y un después en el genero fantástico . Promete mucho , esperemos que cumpla.




Tags: Elfos, magos y orcos

Publicado por Malahierba11 @ 19:20
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios