Martes, 14 de julio de 2009

Érase una vez, antes de la televisión, en Líbano había contadores de historias que recorrían los cafés ofreciendo sus cuentos a cambio de unas pocas monedas. Recibían el musical nombre de hakawati. Pero el progreso se los llevó por delante. Y ahora las telenovelas que emiten sin descanso los canales locales les han hurtado su papel. El escritor libanés Rabih Alameddine (1959) se ha empecinado en mantener viva la memoria de aquellos prodigiosos malabaristas de las palabras que deleitaron a sus ancestros y les ha dedicado su última novela, la cuarta, El contador de historias, que acaba de llegar a nuestras librerías, editada por Lumen y, en catalán, por Rosa dels Vents. 

 CITA : El contador de historias (Rabih Alameddine)
"Me sentía forastero en mi propia piel. La duda , ese topo ciego, socavaba mi columna vertebral . Apóyé la espalda en el asiento del coche , obsevé el barrio y sentí como la sangre me latía en las venas de los brazos. Oía un suave gorgoteo, peo no sabía si procedía de la fuente o de una tubería rota . Hace mucho tiempo hubo una fuente de mármol en el vestíbulo del edificio , pero ya había dejado de existir.
Era un turista en una tierra extraña . Estaba en casa.
No había mucha gente en los alrededores . Un anciano sentado con desgana en un taburete cuya superficie era de suave hilo trenzado . Su cabello blanco aparecía albototado, casi como si hubiera apoyado las manos en una bola estatica . Su figura encajaba en el mismo entorno, uno de los barrios de Beirut donde aún quedaban vestigios del desastre de la guerra."
 

Una vez terminado recomiendo a todo el mundo este libro , a quien le gusten las historias intimas y familiares , a quien le gusten los cuentos de toda la vida , a quien le guste la aventura ...en fin a todos . Es un libro especial , muy hermoso , Alameddine teje una suntuosa alfombra de historias , entrelazadas como los nudos , complejas y a la vez simples , una alfombra sobre la que pasear nuestra imaginación.
Recuerdo como empezó mi afición a la lectura , no es mas que una simple extensión a mi afición a escuchar cuentos . Cuentos locos y soñadores a la luz de la lampara de mi habitación , los cuentos de antes de dormir que me contaba mi abuelo de niña , absurdos con títulos aun mas absurdos (la caperucita loca y el lobo infeliz) .Historias que se alargaban durante días , un trocito cada noche , un poquito mas a la tarde , esta es la manera de narrar de Alameddine. Primero te desgaja una historia , la deja en suspenso y empieza otra , o mejor aun : una historia que nace dentro de otra y crece de forma exponencial una y otra vez ...este libro podría haberse alargado hasta el infinito y no dejaría de fascinarme .
No quiero confundir a nadie , es un libro de cuentos ,sí , pero son cuentos para adultos ,en ocasiones tremendamente incorrectos y un poco perturbadores . Es como las mil y una noches , pero no la versión almibarada que nos ofrece disney y los libros que adaptaron estos cuentos al gusto europeo . Me refiero a las MIL Y UNA NOCHES , las de verdad , llena de historias eróticas , fascinadoras , violentas , crueles y mágicas ...esta es la tradición que retoma Alameddine en su Contador de historias.


 

Tags: Todo lo demas (libros)

Publicado por Malahierba11 @ 13:09
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios